Cómo perder peso rápido: 3 sencillos pasos

por | Ene 21, 2017

Hay muchas maneras de perder mucho peso rápido.

 

Sin embargo, la mayoría le haran pasar habre y sentirse insatisfecho.

Si no tiene una voluntad de hierro, entonces el hambre le hará renunciar a estos planes rápidamente.

El plan esbozado aquí:

Reduzca el apetito de manera significativa.

Hacer perder peso rápidamente, sin hambre.

Mejore su salud metabólica al mismo tiempo.

Aquí está un plan simple de 3 pasos para perder peso rápidamente.

1. Recorte de azúcares y Almidones

 

La parte más importante es reducir los azúcares y almidones (carbohidratos).

Estos son los alimentos que más estimulan la secreción de insulina. Si es que no lo sabía ya, la insulina es la principal hormona de almacenamiento de grasa en el cuerpo.

Cuando la insulina baja, la grasa lo tiene más fácil para salir de sus reservas y el cuerpo comienza a quemar grasas en lugar de carbohidratos.

Otro beneficio de reducir la insulina es que los riñones liberan exceso de sodio y agua de su cuerpo, lo que reduce el hinchazón y el peso innecesario del agua.

No es raro perder hasta 4 kilos (a veces más) en la primera semana de comer de esta manera, tanto la grasa corporal y el peso del agua.

Recorte los carbohidratos, baje la insulina y comenzará a comer menos calorías automáticamente y sin hambre.

En pocas palabras, bajar la insulina pone la pérdida de grasa en «piloto automático».

 

Conclusión: La eliminación de azúcares y almidones (carbohidratos) de su dieta reducirá sus niveles de insulina, matar el apetito y hacer perder peso sin hambre.

2. Coma proteínas, grasas y verduras

 

Cada una de sus comidas debe incluir una fuente de proteína, una fuente de grasa y baja en carbohidratos. Construir sus comidas de esta manera pondrá automáticamente su consumo de carbohidratos en el rango recomendado de 20-50 gramos por día.

Fuentes de Proteínas:

Carne – Carne, pollo, cerdo, cordero, tocino, etc.

Pescado y mariscos – Salmón, trucha, camarones, langostas, etc.

Huevos – Omega-3 enriquecido o huevos pasteurizados son los mejores.

La importancia de comer mucha proteína no puede ser exagerada.

Esto se ha demostrado para impulsar el metabolismo de 80 a 100 calorías por día.

Las dietas ricas en proteínas también pueden reducir los pensamientos obsesivos acerca de los alimentos en un 60%, reducir el deseo de picar a última hora por la mitad y llenarte tanto que consumas automáticamente 450 calorías menos por día … sólo añadiendo proteína a tu dieta.

Cuando se trata de perder peso, la proteína es la reina de los nutrientes.

Hortalizas bajas en carbohidratos:

  • Vegetales
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Espinacas
  • col rizada
  • Coles de Bruselas
  • Repollo
  • Acelga
  • Lechuga
  • Pepino
  • Apio

 

No tenga miedo de cargar su plato con estos vegetales bajos en carbohidratos. Usted puede comer cantidades masivas de ellos sin sobrepasar 20-50 carbohidratos netos por día.

Una dieta basada en carne y verduras contiene toda la fibra, vitaminas y minerales que necesita para estar saludable. No hay necesidad fisiológica de grano en la dieta.

Fuentes de grasa:

Aceite de oliva

Aceite de coco

Aceite de aguacate

Mantequilla

Coma 2-3 comidas al día. Si te encuentras con hambre por la tarde, agrega una 4ª comida.

No tenga miedo de comer grasa, si tratas de bajar en carbohidratos y en grasas al mismo tiempo es una receta para el fracaso. Le hará sentirse miserable y abandonar el plan.

La mejor grasa para cocinar es el aceite de coco. Es rica en grasas llamadas triglicéridos de cadena media (MCTs). Estas grasas son más satisfactorias que otras y pueden aumentar ligeramente el metabolismo.

No hay razón para temer a estas grasas naturales, nuevos estudios muestran que la grasa saturada no aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca en absoluto.

 

Resumen: Mezcle en cada comida una fuente de proteínas, una fuente de grasa y una baja en carbohidratos vegetales. Esto le pondrá en el rango de 20-50 gramos de carbohidratos y reducirá drásticamente sus niveles de insulina.

3. Levantar pesas 3 veces por semana

 

No necesita hacer ejercicio para perder peso en este plan, pero se recomienda.

La mejor opción es ir al gimnasio 3-4 veces a la semana. Hacer un calentamiento, levantar pesas, luego estirar.

Si eres nuevo en el gimnasio, pídele consejo al monitor.

Al levantar pesas, quemará unas pocas calorías y evitará que su metabolismo se ralentice, lo cual es un efecto secundario común de perder peso.

Estudios sobre dietas bajas en carbohidratos muestran que incluso se puede ganar un poco de músculo mientras se pierden cantidades significativas de grasa corporal.

Si el levantamiento de pesas no es una opción para usted, hacer algunos entrenamientos cardiovasculares más fácil como correr, nadar o caminar será suficiente.

 

Conclusión: Es mejor hacer algún tipo de entrenamiento de resistencia como levantamiento de pesas. Si eso no es una opción, ejercicios de cardio también funcionan.

Opcional – Realice una «Carb Re-feed» una vez por semana

 

Puede elegir un día por semana donde comer más carbohidratos. Mucha gente prefiere el sábado.

Es importante tratar de mantener las fuentes saludables de carbohidratos como la avena, el arroz, la quinoa, las patatas, las batatas, las frutas, etc.

Pero sólo ese día más alto en carbohidratos, si comienza a hacerlo más de una vez por semana, entonces no vas a ver mucho éxito en este plan.

Si quieres tener una comida trampa y comer algo poco saludable, hacerlo en ese día.

Tenga en cuenta que las comidas trampa o carbohidratos no son necesarios, pero pueden regular algunas hormonas que queman grasa como la leptina y las hormonas tiroideas.

Ganará un poco de peso durante su día de re-alimentación, pero la mayor parte de él será el peso del agua y lo perderá de nuevo en los próximos 1-2 días.

 

Resumen: Tener un día de la semana donde comer más carbohidratos es perfectamente aceptable, aunque no es necesario.

¿Qué pasa con las calorías y el control de las porciones?

 

No es necesario contar las calorías, siempre y cuando mantenga los carbohidratos muy bajos y se adhieren a las proteínas, las grasas y los vegetales bajos en carbohidratos.

El objetivo principal es mantener los carbohidratos bajos 20-50 gramos por día y obtener el resto de sus calorías de proteínas y grasas.

 

Conclusión: No es necesario contar las calorías para perder peso en este plan. Es muy importante mantener estrictamente sus carbohidratos en el rango de 20-50 gramos.

Aquí hay 10 consejos más para bajar de peso aún más rápido:

 

Coma un desayuno rico en proteínas. Comer un desayuno rico en proteínas se ha demostrado para reducir los antojos y la ingesta de calorías durante todo el día.

Evite las bebidas azucaradas y el zumo de frutas. Estas son las cosas más engordantes que puedes poner en tu cuerpo, y evitarlas puede ayudarte a perder peso.

Beber agua una media hora antes de las comidas. Un estudio mostró que el agua mineral media hora antes de las comidas aumentó la pérdida de peso en un 44% durante 3 meses.

Elija comidas para perder peso. Ciertos alimentos son muy útiles para perder grasa.

Coma fibra soluble. Los estudios demuestran que las fibras solubles pueden reducir la grasa, especialmente en el área del vientre. Los suplementos de fibra como el glucomanano también pueden ayudar.

Tome café o té. Si es muy cafetero o un bebedor de té, puedes beber todo lo que quieras, ya que la cafeína puede aumentar su metabolismo en 3-11%.

Coma alimentos enteros, sin procesar. Base la mayor parte de su dieta en alimentos enteros. Son más saludables, más abundantes y mucho menos propensos a causar exceso.

Coma su comida lentamente. Las personas que comen rápido ganan más peso con el tiempo. Comer lentamente te hace sentir más lleno y aumenta las hormonas reductoras de peso.

Utilice platos más pequeños. Los estudios demuestran que la gente come automáticamente menos cuando usa platos más pequeños. Extraño, pero funciona.

Duerma lo suficiente, todas las noches. El mal sueño es uno de los factores de riesgo más fuertes para el aumento de peso, por lo que es importante cuidar el sueño.

 

Conclusión: Es muy importante atenerse a las tres reglas, pero hay algunas otras cosas que puede hacer para acelerarlo.

Cómo perder rápidamente (y otros beneficios)

 

Puede esperar perder 2-4 kilos de peso (a veces más) en la primera semana, después la pérdida será constante.

Personalmente puedo perder 1-2 kilos por semana durante unas semanas cuando hago esto estrictamente.

Si eres nuevo en la dieta, las cosas probablemente sucederán rápidamente. Cuanto más peso tenga que perder, más rápido lo perderá.

Durante los primeros días, podría sentirse un poco extraño. Su cuerpo ha estado quemando carbohidratos durante todos estos años, puede tomar tiempo para que se acostumbre a la quema de grasa en su lugar.

Añadir algo de sodio a su dieta puede ayudar con esto, como la disolución de una pastilla de caldo en una taza de agua caliente y beberlo.

Después de eso, la mayoría de la gente dice sentirse muy bien, positiva y enérgica. En ese momento se habrá convertido oficialmente en una «bestia que quema grasa».

A pesar de décadas de histeria anti-grasa, la dieta baja en carbohidratos también mejora su salud de muchas otras maneras:

El azúcar en la sangre tiende a disminuir en las dietas bajas en carbohidratos.

Los triglicéridos tienden a bajar.

El colesterol LDL pequeño y denso (el malo) disminuye.

El colesterol HDL (el bueno) aumenta.

La presión arterial mejora significativamente.

Para colmo, las dietas bajas en carbohidratos parecen ser más fáciles de seguir que las dietas bajas en grasa.

 

Resumen: Puedes esperar perder mucho peso, pero depende de la persona lo rápido que va a ser. Las dietas bajas en carbohidratos también mejoran su salud de muchas otras maneras.

Si tiene alguna enfermedad, hable con su médico antes de hacer cambios porque este plan puede reducir su necesidad de medicamentos.

Al reducir los carbohidratos y bajar los niveles de insulina, cambia el ambiente hormonal y hace que su cuerpo y el cerebro «quieran» perder peso.

Esto conduce a reducir drásticamente el apetito y el hambre.

Está demostrado que te hacen perder cerca de 2-3 veces más peso que una dieta típica baja en grasas, la dieta restringida en calorías.

Otro gran beneficio para la gente impaciente es que la caída inicial en el peso del agua puede conducir a una gran diferencia tan pronto como a la mañana siguiente.

En este plan, se puede comer buena comida hasta la saciedad y aún así perder una tonelada de grasa. Bienvenido al paraiso.